Categoría: Equipamento

5 Prendas Outdoor Imprescindibles

Posted By : Vanessa/ 141 0

Ya sea que vayas de paseo ocasionalmente o seas todo un experto en el mundo mundo Outdoor, vas a necesitar ropa de montaña adecuada para tus salidas.

Te traemos 5 infaltables. De esta forma, no puedes dejarte ninguna de estas prendas fuera de tu armario si quieres estar preparado para la montaña. Con estas 5 prendas, podrías estar preparado para cualquier salida tanto como aficionado a la montaña como profesional. Ya que con esta ropa de montaña y accesorios estarías listo para un fin de semana en plena montaña.

Calzado de montaña

Una de las partes que más tenemos que cuidar son nuestros pies. Es necesario un calzado de montaña que sea cómodo y al mismo tiempo fresco para evitar que sufran durante largas caminatas lo menos posible.

Tienes mucho tipo de calzado para la montaña, desde zapatillas de trekking a botas de montañas.

Puedes encontrar desde un estilo más urbano que puedes utilizar para la ciudad o piscina tipo Pineta o Tena, a un estilo más montañero que puedas emplear en el agua como calzado de protección en ríos o pozas como las sandalias trekking Frosty.

Te recomendamos la Bota Modelo Delta Media Caña. Confeccionadas en cuero sin curtir. Posee terminaciones textiles de cordura. Material transpirable y resistente al agua.

Pantalón outdoor respirable

Otra prenda que no debería faltar entre nuestra ropa de montaña para el verano, serían unos buenos pantalones para la montaña que tengan un tejido fresco y adaptable a nuestros movimientos.

Este pantalón es ideal para escalada o caminatas muy cómodo al ser elasticado.
Liviano, ideal para combinar con primera capa y convertirlo en un excelente pantalón térmico, además posee bolsillos con cierre cubiertos.

Camiseta deportiva

Cuando elegimos una camiseta muchas veces nos guiamos simplemente por su estética, no deja de ser importante, pero hay que tener en consideración otros puntos que a la hora de elegir una camiseta deportiva.

Podrás encontrar desde camisetas de algodón, camisetas running o camisetas de bambú. Puedes emplear cualquiera de ellas, siempre que tengas claro para que las vas a emplear y que características te ofrecen.

Recuerda antes de elegir, el tipo de tejido que más se acople a tus actividades es siempre una buena forma a la hora de elegir una camiseta deportiva.

Bastones de trekking

Un accesorio que para cualquier caminante de largos trayectos no debería faltar, son unos bastones de montaña que nos ayuden a soportar y llevar mejor largas caminatas. Para la temporada de verano, no dejarás de ver viandantes que con ayuda de este tipo de accesorio de montaña son capaces de terminar cualquier ruta.

Tal vez, uno de los mejores accesorios para cualquier peregrino del Camino de Santiago. No dejarías de ver por cualquier de sus rutas a peregrinos provistos de unos bastones para senderismo.

Mochila para la montaña

Por último, un accesorio estrella para cualquier montañero aficionado a las actividades al aire libre. Una buena mochila trekking dónde se pueda llevar todo lo necesario para nuestras salidas outdoor.

Te invitamos a leer nuestro articulo Guía para elegir la mochila adecuada para viajar

 

 

 

Guía para elegir la mochila adecuada para viajar

Posted By : Vanessa/ 164 0
Cuando llega el momento de viajar, una de las principales dudas de las personas es: ¿cómo hago para elegir cuál mochila comprar?. Esta en realidad es una de las decisiones fundamentales de cualquier viaje y puede definir completamente si tu experiencia es buena o mala.
Las mochilas son ideales para hacer senderismo. Entre sus ventajas destacan la comodidad y la facilidad de movimiento que brindan.

¿Cuál es la mejor mochila para viajar?

¡La pregunta del millón! Mucha gente me hace esta pregunta como si existiera una respuesta universal, cuando la realidad es que puede haber tantas respuestas como personas.
La mochila perfecta y universal para cualquier persona en el mundo, no existe. La mochila ideal para ti será la que se adapte a ti, a tus preferencias, a tu cuerpo, a tus objetivos, a tu presupuesto, etc.
Si eres viajero frecuente y tienes en mente comprarte una mochila o cambiar la que tienes, toma en cuenta estos aspectos fundamentales a considerar:

Gusto:

Realmente este punto es tácito. La primera cosa que tomamos en cuenta a la hora de elegir un objeto, es que el mismo nos sea atractivo visualmente.
La mochila que elijas te tiene que parecer bonita, o al menos debe tener una caracteristica que te guste. Al final, vas a estar tú y tu mochila por algún sitio, y te tienes que sentir cómodo con ella.
Ojo, eso no significa que solamente te dejes llevar por una mochila bonita pare elegir. Ya hablaremos de las siguientes características a considerar, pero mi punto número uno es que elijas una mochila que se adapte a tus preferencias.

Destino del viaje

No es lo mismo escoger una mochila para viajar al cerro Provincia en invierno, que escoger una para ir al Chaltén en verano.
Aunque en la mayoría de los casos, actualmente existen mochilas que son “adaptadas para todo tipo de viaje”, te recomiendo que tengas muy presente qué tipo de viaje vas a hacer, para saber qué tipo de mochila comprar.
Puedes considerar estas dos cosas para empezar: El tiempo que durará tu viaje y el clima del sitio al que vas.
El primer punto te dará una respuesta acerca de características específicas que puedas buscar en una mochila, por ejemplo un mayor número de bolsillos o de cierres.
Y el punto del clima te dirá por ejemplo, si debes viajar con una mochila que cuente con protección para climas extremos (como lugares en los que las temperaturas descienden mucho).

Sexo

Aunque no lo creas, la decisión de elegir cuál mochila comprar para viajar, se puede ver determinada por el género. Hace muchos años no existía ninguna distinción entre mochilas para hombres y mochilas para mujeres, pero últimamente ésta tendencia ha ido en aumento.
No se debe a una cuestión feminista, simplemente las marcas ahora buscan satisfacer las necesidades personales basadas en la anatomía. Anatómica y morfológicamente los hombres y las mujeres somos distintos, así que nuestras mochilas también deben serlo.
Por ejemplo, el cuerpo de las mujeres suele ser más pequeño que el de los hombres, así que necesitaremos una mochila que se adecue a la longitud de nuestra espalda, a nuestras caderas.

Tamaño

El tamaño de una mochila se mide por volumen. Es por eso que quizás hayas escuchado que cuando hablamos de tamaños de mochilas, lo hacemos refiriéndonos a litros y no a kilos.
Uno de los principales errores que comete la mayoría de las personas, es creer que entre más litros tenga una mochila, es mejor. Esto no es así necesariamente. Toma en cuenta las cosas que realmente vayas a necesitar en tu mochila, y así evitarás llevar un peso innecesario.

¿Cuál es el tamaño ideal de una mochila?

Una vez más, esto depende de tu destino y de la duración de tu viaje.
Considera estos dos puntos muy importantes:

Peso

Recuerda que todo lo que metas a tu mochila, tu espalda lo va a cargar. Cuídate, no pienses que eres de hierro y que puedes cargar todo lo que se te antoje.
La columna es el balance de nuestros cuerpos, si constantemente la forzas haciendo que cargue mucho peso, la vas a lastimar.
La recomendación general, es que nunca debes cargar más del 25% de tu propio peso. El porcentaje ideal está entre 15% y 20%. Así si por ejemplo, pesas 60 kilos, no deberías cargar en tu espalda más de 15.

Altura y tamaño de tu torso

Generalmente se tiene la concepción que si eres una persona muy alta, necesitarás comprar una mochila muy grande. No siempre es así.
Creo que por eso, principalmente los hombres siempre buscan comprarse mochilas muy grandes, pensando que por ser altos, necesitan una mochila “alta”.
El tamaño ideal de tu mochila, no debe verse condicionado por la altura que tengas, sino por el tamaño de tu torso.
Para medir tu torso, pídele ayuda a alguien. Midan la distancia desde el hueso que sobresale de tu cuello, hasta la cresta iliaca (más o menos a la mitad de tu cadera). Esa medida será la que tu mochila necesitará tener en la parte de la espalda.

Material

Es vital que el material de tu mochila sea resistente y de buena calidad. Piensa que tu mochila va a ser maltratada muchas veces por acción del clima, golpes, pisadas, etc.
Lo más importante es que veas que la mochila que vayas a comprar, sea de una tela resistente. Sobre todo en partes específicas como la espalda y las correas.

Diseño

El diseño de la mochila es una aspecto fundamental a la hora de elegir una mochila. Entre los elementos a considerar destacan: compartimientos, cierres fuertes, cinturón, correas y el acolchado de las hombreras y espalda.
A continuación te dejamos algunas sugerencias que encontrarás en Bodega Outdoor
Mochila negra. Senderismo 55 litros
Precio: $ 59,990
Mochila táctica75 LITROS
Precio: $ 44,990
Mochila Táctica tipo militar 40 Litros.
Precio: $ 19,990
Mochila de montaña 60 +10 Litros
Precio de oferta: $59,990

Emprende la aventura como senderista con todo lo necesario

Posted By : Vanessa/ 154 0
Si quieres despejar la mente, olvidar el estrés y estar en contacto con la naturaleza, definitivamente el trekking es lo tuyo. Es una de esas actividades que pueden ser practicadas por todas las personas y que además te brinda beneficios para tu salud física.
Para algunos, dormir bajo el cielo abierto, escalar montañas y caminar por senderos son actividades preferidas por muchos. El senderismo es una de las práctica más antiguas, empezando cuando el hombre en busca de lo primordial para su supervivencia, se desplazaba por diversos lugares. Por eso hoy en día constituye uno de los deportes más saludables y más disfrutadas por miles.
Chile tiene una geografía privilegiada que nos da la posibilidad de practicar el trekking, que además de ser beneficiosos para el cuerpo, también ayudan al bienestar mental a través de la aventura y el reencuentro con el medio ambiente.
Para empezar a practicar esta maravilloso deporte, no requieres de una gran preparación, por que es una de esas actividades que se adapta al ritmo y a las exigencias de cada persona.
El trekking es un deporte que no implica grandes sumas de dinero, sin embargo hay algunos elementos claves para que tu experiencia sea lo más agradable y segura posible.
Aquí te dejamos una lista de 5 esenciales para emprender la aventura en las montañas:
  1. Elige unos zapatos de trekking cómodos y aptos para senderismo. Un buen par de zapatos puede durar muchos kilómetros. Es una inversión de la cual no te arrepentirás. Te sugerimos estas duraderas Zapatillas Deportivas Urbanas. Ideales para salidas a la montaña, con mallas en la parte superior lo que hace fácil su secado.

Link de compra: bodegaoutdoor.com/home/788-zapatilla-deportiva-urbana-ninoa.html

 

2. La ropa tiene que ser adecuada a la estación y también muy cómoda. Dentro de lo posible elige camisetas en microfibra, ya que al contrario de las de algodón se secan muy rápidamente.

Te recomendamos estas poleras Primera Capa manga larga, para damas y caballeros. Es antiolor, conserva la temperatura del cuerpo eliminando la humedad producida por el sudor, ademas de tener tratamiento antimicrobiano que proporciona el uso continuo sin producir mal olor. Ideal para usar en combinación con otras capas o sencillamente sola.

3. Lleva gafas de sol, para proteger los ojos de los rayos del sol y tener una mejor visión del entorno. Así, también, evitarás eventuales obstáculos. Estos RollBar Intercambiables ESS son ideales para caballeros, poseen con filtro UVB y UVA, con tratamiento anti-rayones por fuera, micas anti distorsión y muy amplias para no limitar el campo visual.
4. Una mochila dónde te quepa todo lo necesario. Es importante que sea resistente al agua y a los diversos tipos de clima. Esta mochila deportivaes impermeable, posee una bolsa principal + uno pequeña en el interior + espacio para notebook.
5. Una Chaqueta en caso de que el clima sea frío o que la lluvia ataque repentinamente. Esta cortaviento con audífonos es resistente, moderna y muy cómoda.

La longitud adecuada de los bastones de trekking

Posted By : Vanessa/ 226 0
La longitud del bastón viene determinada principalmente por la altura de la persona que lo va a usar pero puede variar en función del uso, el terreno o el tipo de actividad.

Medición inicial de la longitud

Podemos empezar con una primera medición como base para hacernos una idea muy aproximada de la longitud de bastón que necesitaremos. Esta medición se basa en la altura de la persona que va a usar el bastón.
Multiplica tu altura por 0,67 y dado que los bastones se fabrican en tramos de 5cm, redondea el resultado a la medida más próxima a un múltiplo de 5.
Por ejemplo, para una persona que mida 181cm: 181×0,67=121,27 que se redondea a 120 que es la medida de bastón más próxima y la que en principio necesitaría.
A partir de aquí entran en juego diferentes variantes que pueden hacer necesario elegir un bastón de una talla más o de una talla menos.

Condicionantes para ajustar la longitud

La primera y principal condición para ajustar la altura es que en terreno llano y con el bastón apoyado en el suelo, los brazos deben formar un ángulo recto de 90º. Así se consigue una mayor eficiencia en los movimientos para un uso bajo-medio del bastón, como pueden ser paseos y caminatas ocasionales.
Uso del bastón
Si vas a realizar actividades más exigentes o darle un uso más deportivo, puedes pasar a un bastón de mayor longitud ya que así el ángulo de los brazos se reduce y se gana fuerza impulsora.
Desnivel
En ascensos se recomienda reducir la longitud de los bastones según el desnivel de la pendiente para mantener el cuerpo en un posición recta mientras que en descensos es mejor aumentarlos. Y si caminas flanqueando una ladera puedes aumentar la longitud del bastón que apoya en la parte más baja de la ladera y disminuir la del que apoya arriba.
Tipo de terreno
Para suelos blandos puede ser preferible elegir un bastón de una talla superior ya que durante los apoyos estos se hundirán. Un terreno blando puede ser la nieve en polvo o terrenos muy embarrados.

Un bastón para cada persona

Existen bastones tanto de longitud fija como regulable. Si aún no te has probado caminando con unos bastones y no conoces cual es la altura exacta que más se ajusta a tus necesidades, sería más recomendable empezar con unos bastones regulables o telescópicos para ir probando diferentes alturas hasta dar con la que más se te ajuste.
Cuando conozcas la longitud con la que te encuentras más cómodo, puedes pasar a unos bastones de altura fija si lo prefieres.

Tipos de carpas según las estaciones y el uso

Posted By : Vanessa/ 357 0
Las carpas o tiendas de campaña se pueden clasificar en 5 estaciones diferentes en función de las condiciones climatológicas y la actividad para las que están destinadas.

2 estaciones

Pensadas para familias o grupos de amigos que les gusten los campings de verano. Son carpas espaciosas con amplias zonas comunes, techos altos y una elevada ventilación. Esto es principalmente por dos motivos:
  • Al usarlas varias personas necesitan zonas comunes amplias para comer o jugar a las cartas por ejemplo.
  • Durante las noches calurosas el descanso puede afectarse por el exceso de calor o la condensación.

Por otro lado, ante tormentas veraniegas deben ser impermeables y tolerantes a vientos débiles y medios.

3 estaciones

Carpas para trekking o senderismo en primavera, verano u otoño. Como normalmente se transportan durante varios días, el peso y volumen de la tienda guardada en su bolsa son reducidos.
Al usarse en el campo y en condiciones de lluvia, son carpas que deben ser resistentes y estar preparadas para aguantar lluvias medias y fuertes así como vientos intensos. Además son fáciles de montar y tienen una buena ventilación.

3 estaciones ligeras

Ante el incremento de actividades en el campo como trekkings, BTT, trail running u orientación, actividades donde cada gramo cuenta, han nacido las carpas 3 estaciones ligeras.
Estas carpas potencian las cualidades de ligereza, poco volumen en bolsa y facilidad de montaje.

4 estaciones

Carpas para trekkings de media y alta montaña que pueden usarse durante todo el año (primavera, verano, otoño e invierno).
Su característica principal es la resistencia a fuertes tormentas y nevadas por lo que su diseño, tejidos y varillaje serán elásticos, impermeables y resistentes. Incluso en estas condiciones más adversas deben de poder montase fácilmente.
El usuario de estas carpas necesita que sean espaciosas para guardar su ropa y materiales sin dejar de ser lo más ligeras y ocupar el menor espacio posible ya que se llevan a cuestas durante varios días. Al estar más adaptadas para aguantar el frío y tener un mayor aislamiento del exterior, su ventilación se reduce.

5 estaciones

Similares a las 4 estaciones pero se usan principalmente en salidas alpinas. Por este motivo estarán expuestas a condiciones extremas de frío, lluvia, viento y nieve. Se acentúa su resistencia ante tormentas y ventiscas manteniéndose su facilidad de montaje y peso reducido.
En Bodega Outdoor puedes ver ejemplos de todos los tipos de carpas y ver en profundidad las características propias de cada una.

Cómo elegir tu calzado de montaña

Posted By : Vanessa/ 143 0

Cuando de actividades outdoor se trata a menudo descuidamos la parte más importante de nuestro cuerpo: los pies. En este artículo te daremos una guía general que te ayude a elegir el tipo de calzado correcto que debemos utilizar para la actividad que vamos a desarrollar.

Si buscamos un calzado para hacer paseos por el monte o practicar senderismo tendremos que buscar unas botas o zapatillas transpirables, con suela antideslizante, de caña baja o media, ligeras de peso y poco rígidas.

Por su parte, si buscamos unas botas para media o alta montaña tendremos que exigir una buena suela, buena transpirabilidad e impermeabilidad, de caña media e incluso alta, y que sean semi-rígidas (esto nos permitirá adaptarle unos crampones de correas por si queremos hacer algo más técnico). Las botas de trekking o para alta montaña serán suficientes.

Y si lo que deseamos es hacer alta montaña invernal, tendremos que añadir más rigidez a las botas (rígidas o de plástico) y que soporten crampones semi-automáticos o, en el mejor de los casos, automáticos. En este caso hablamos de las botas de alta montaña extrema, botas invernales, o para alpinismo.

Es importante tomar conciencia de que los zapatos “para todo” no existen, y por esto se recomienda tener un par de calzados de montaña diferentes para cada condición.

Existen algunos factores de relevancia que debemos tomar en cuenta para elegir el calzado adecuado:

Suela

Ya sea para senderismo, trekking o alpinismo, la suela deberá ser siempre antideslizante y con tacos. Debemos escoger una suela de gran agarre y muy resistente a la abrasión.

Los grabados de las suelas están diseñados para expulsar el barro y elementos que pudieran adherirse. Además, el reparto de las distintas densidades de la suela, principalmente del talón, nos ayudará a amortiguar los impactos de choque de nuestro pie contra el terreno.

Las suelas de escasa absorción de impactos transmiten las ondas perceptibles de la planta del pie hasta la base del cuadríceps (muslo), mientras que en todas las suelas técnicas apenas alcanza la rodilla. También, el grabado de estas suelas está concebido para que en bajadas el talón retenga la bota y no patine, mientras que en ascensiones consigue mejor adherencia gracias a la puntera.

Por su parte, la forma y resistencia de los laterales proporciona un mejor agarre del pie en los canteos, evitando torceduras y lesiones debidas a las irregularidades del terreno.

Algunas suelas disponen de un reborde en punta y talón para poder acoplar crampones con fijación automática como comentaremos más adelante.

Transpirabilidad

Otro elemento importantísimo que tenemos que evaluar cuando elijamos nuestro calzado será la transpirabilidad, o la capacidad del tejido/membrana del zapato para evacuar la humedad y el sudor procedente de su interior.

Si nuestro calzado no transpira lo suficiente, nuestros pies quedarán húmedos por nuestro sudor e incluso el agua que haya podido entrar en ellos. Las consecuencias serán enfriamiento y mala termorregulación corporal, así como un caldo de cultivo para rozaduras, ampollas y hongos en los casos más extremos.

Por tanto, todas las botas con una suela de poco prestigio y con membranas poco transpirables quedarán automáticamente descartadas de nuestra elección. Con el resto de opciones que cumplan tales requisitos empezaremos a jugar tomando en consideración otras variables opcionales y que se adapten de la mejor manera posible a las condiciones para las que las queremos.

Impermeabilidad

Si sueles salir al monte únicamente en días soleados y con tiempo estable en primavera o verano, podrías escoger unas botas no-impermeables y que, en su lugar, contaran con rejilla para conseguir una mejor ventilación y transpirabilidad.

Para todos los demás casos la impermeabilidad de tus botas será imprescindible. En montaña el tiempo cambia bruscamente, y cualquier chaparrón, por pequeño que sea, hará que los pies queden calados sin una buena membrana.

Al igual, el caminar entre charcos y por nieve (aún en días soleados) será más fácil si nuestras botas son bien impermeables. Por supuesto, este factor va unido a la transpirabilidad, así que no te conformes con solo una de las dos propiedades. Si eliges botas impermeables, comprueba que también tenga una buena capacidad de transpirabilidad.

Caña

Con esto se hace referencia a la altura que alcanzan las botas para abrazar el tobillo.

Aunque solamos caminar por terreno poco accidentado, la mejor y mínima elección será escoger botas de senderismo con una caña mediana, lo que nos dará mayor estabilidad al andar sujetando el tobillo y protegiéndolo ante posibles resbalones y torceduras.

Por supuesto, ante terrenos más accidentados y agrestes la mejor elección pasará por botas de caña alta.

Material y peso

Ambos factores están bien relacionados, y podríamos distinguir entre dos líneas diferentes según su material de fabricación.

Las botas de piel son muy cómodas y adaptables, pecando de ser bastante pesadas y poco transpirables.

Por su parte, las de fibra sintética (kevlar, fibra de vidrio, fibra de carbono…) son muy ligeras y transpirables, aunque se adaptan peor al pie (por tanto, deberemos estar bien convencidos de sentirnos cómodos con ellas, o nos torturarán la caminata).

También las botas tienden a ser más pesadas conforme aumentamos el nivel de la ruta que vayamos a hacer. Así, una bota para alta montaña invernal es más pesada y rígida por las exigencias que supone el terreno.

Las membranas y la suela son más rígidas, e incluso algunas botas cuentan con un botín extraíble interior para aumentar la capacidad térmica. Sin duda, factores a tener en cuenta.

Flexibilidad y dureza

Bien relacionado con lo anterior, la flexibilidad y dureza se refiere a la rigidez no solo de la bota, sino principalmente de su suela.

Las botas poco rígidas o semi-rígidas son mucho más cómodas al caminar, por adaptarse mejor a la forma de nuestro pie en cada paso. Sin embargo, será la mejor y única elección si su uso no está destinado al alpinismo invernal. En este último caso nos decantaremos por las botas rígidas (e incluso de plástico), bien impermeables y duras como para calzarnos los crampones y poder crear peldaños en la nieve sin que nuestros dedos se resientan.

Cramponable

En algunas botas podrás observar algunas hendiduras o comisuras en punteras y/o talones, diseñadas para adaptar el crampón semi-automático o automático, respectivamente.

Si prevés que en algún tiempo tus intereses se moverán hacia rutas invernales, plantéate que las botas estén adaptadas, al menos, para crampones semi-automáticos. No obstante, con una simple bota semi-rígida será suficiente para adaptarle unos crampones de correas y hacer rutas por nieve y hielo.

 

 

Como diferenciar las capas y sus usos

Posted By : Vanessa/ 193 0

Las tres capas se tratan de tres tipos de prendas que nos protegen del tiempo exterior.

Para cualquier actividad en la montaña debemos elegir una vestimenta que mantenga nuestro cuerpo seco evitando tanto la condensación de nuestro sudor como que la lluvia y la nieve nos cale, además de estar abrigado para combatir las bajas temperaturas.

Es aquí donde surge la teoría de las tres capas, en la que con solamente la combinación de tres prendas de ropa crearemos un pequeño microclima para proteger nuestro cuerpo de las inclemencias meteorológicas y de nuestro sudor, y así evitar sentirnos incómodos.

El sistema de las tres capas es el más utilizado por muchos montañeros que necesitan estar lo mejor protegidos posibles. Al mismo tiempo, tener ligereza en cada movimiento por medio de las prendas.

Lo mejor de esta teoría es que se puede aplicar a cualquier tipo de deporte que realicemos, ya sea senderismo, montañismo, alpinismo, ski, snowboard, mountainbike, etc; o incluso motociclismo, ya que nuestro fin es protegernos del tiempo meteorológico.

A continuación vamos a nombrar diferentes tipos de fibras textiles que se van a utilizar en la confección de prendas técnicas según la capa. Si quieres conocer un poco más sobre ellas pulsa el siguiente enlace Fibras textiles.

En la siguiente imagen se puede observar el tipo de prenda que se recomienda utilizar en cada una de las capas.

En definitiva, la idea que se persigue con esta teoría es poseer tres prendas de ropa únicamente, cada una con una función muy bien definida, pudiendo combinarlas según las circunstancias meteorológicas en las que nos encontremos.

Por ejemplo, en un día soleado utilizaríamos solamente la primera capa. Si comenzara a refrescar pero no corriera viento nos abrigaríamos con la segunda capa. Si por el contrario comienza a llover pero la temperatura es agradable sólo tendríamos que colocarnos encima la tercera capa, dejando la segunda en la mochila. Si las condiciones se vuelven muy adversas, utilizaríamos las 3 capas al mismo tiempo. Sabiendo que en las capas primera y segunda podemos encontrar prendas de distintos grosores, y que debemos elegir según las temperaturas y el tipo de actividad que realicemos.

Esto valdría tanto para la parte superior del cuerpo como para las piernas. Para las piernas utilizaríamos unas mallas junto con unos pantalones de trekkin si no esperamos lluvia o nieve, aunque podríamos colocarnos encima unos pantalones finos con membrana impermeable que podríamos llevar en la mochila.

También podríamos combinar las mallas directamente con unos pantalones con membrana impermeable algo más gruesos, evitando en este caso unos pantalones de trekkin adicionales.

En el caso de los guantes también podemos combinar unos guantes térmicos más finos, que nos permitirán manejar objetos con más precisión, con unos guantes polares o manoplas cubriéndolos, en el caso de mucho más frío, con los que nuestra manejabilidad de manos puede resultar limitada, sobretodo con la manopla, donde se persigue tener los dedos unidos entre sí para que se den calor los unos a los otros, y completándolo con unos guantes con membrana impermeable para evitar la lluvia o la nieve.

Por tanto, nuestro sentido común y nuestras experiencias serán las que nos hagan saber elegir con la mayor precisión los tipos de prendas que necesitamos comprar, así como elegir la adecuada en cada momento.

 

Como cargar bien tu mochila

Posted By : Vanessa/ 134 0

Distribuir correctamente el peso

Ante todo, hay que evitar el exceso de peso. Una carga razonable oscila entre los 10 y 15 kilos bien distribuidos.
A la hora de hacer la mochila, hay que guiarse por dos principios fundamentales:

Colocar los objetos en función de su peso

Centrar los objetos más pesados en torno a un imaginario eje central y rodearlo con los elementos más ligeros y flexibles, hasta conseguir un conjunto uniforme que evite desplazamientos.

El correcto llenado de la mochila es importante, y va en función del tipo de terreno por el que uno se va a mover, si es muy abrupto o difícil, o si es más llano o fácil.

Para terreno fácil conviene llevar el centro de gravedad de la mochila arriba del todo y por lo tanto, la parte más pesada de la carga situada cerca de los hombros.

Para terreno difícil conviene llevar el centro de gravedad en el centro de la mochila, por lo tanto, la parte más pesada de la carga, situada cerca de la espalda. Esta distribución favorece la estabilidad.

Colocar los objetos en función de su utilidad.

Todo aquello que se imprescindible a lo largo del camino (bebida, una prenda de abrigo…) se pondrá en la parte de arriba o en los bolsillos exteriores.

El borde inferior de la mochila y el peso deben quedar sobre el hueco de la pelvis: hay que intentar centrar al máximo la pelvis. Aproximándola a la espalda para un mayor control.

¡Nunca cuelgues objetos por fuera de la mochila! Desequilibran y podrían llegar a perderse con facilidad.

Mochila para mujeres

Existen bastantes modelos de mochila que en su fabricación tienen en cuenta las especificidades de la anatomía femenina: espalda más corta, cadera más ancha y pecho más expuesto, lo cuál hace necesaria una repartición diferente de las cargas a nivel de la espalda y una concepción diferente del cinturón abdominal así como del sistema de cintas para evitar que oprima el pecho.

De todos modos, el que una mochila no tenga un diseño específico para la anatomía femenina, no implica, en absoluto, que no pueda ser utilizada satisfactoriamente por una mujer.

Como llevar una mochila

La mochila tiene que ir totalmente pegada a la espalda, por lo que deben tensarse al máximo las hombreras y correas de modo que se adapten por completo al contorno del cuerpo.

Hay que ajustar bien el cinturón a la cintura para liberar a la columna y los hombros de gran parte del peso. Si existiese una cinta de unión entre las hombreas, ésta ha de ser abrochada para repartir otra parte del peso hacia el pecho y proporcionar mayor comodidad al andar.

Si se siguen estos consejos, se podrá realizar cualquier tipo de actividad con la mochila a cuestas y será muy difícil perder el equilibrio.

Colocación

Posición incorrecta de la mochila

El peso recae sobre los riñones forzando la postura y convirtiendo en incómoda la marcha.

Posición correcta de la mochila

El peso queda repartido uniformemente entre las caderas y los hombros, adoptando una postura más firme y por tanto más cómoda.

 

Cada persona tiene diferentes medidas, se recomienda regular la altura a través del tensado de las hombreras y el ajuste del cinturón.

Al portar una mochila de diseño anatómico, la espina dorsal recibe el peso uniformemente.

Las vértebras dorsales concentran todo el peso de una mochila incorrectamente colocada, dificultando el caminar.

Con una mochila adecuadamente adaptada al cuerpo, se pueden practicar otras actividades sin perder el equilibrio.
En terreno difícil, al esquiar, durante descensos de montaña etc., se debe ajustar las cintas de la mochila al máximo para favorecer que cuerpo y mochila actúen como uno sólo.

Las mochilas modernas llevan el cinturón lumbar. El cinturón lumbar es una parte clave en una mochila de tamaño medio o grande. De su confort y diseño depende la facilidad de una mochila para mantenerse firme en la espalda impidiendo oscilaciones que nos desequilibrarían. Conviene que el cinturón sea blando en la parte interna para más comodidad, y algo más rígido en la parte exterior para una mayor resistencia a la torsión.

Puntos de apoyo en posición correcta. Una mochila, debe distribuir eficazmente el peso a lo largo de los hombros, espalda y caderas; debe estar ergonómicamente diseñada.

Abrochar la correa de unión de las hombreras, si tu mochila dispone de ella.

Consejos de uso

  • Seleccionar el modelo según la morfología de cada uno, regular las hombreras sin apretar las hombreras sin apretar excesivamente, facilitando la circulación y ventilación del conjunto.
  • Que sea fácil de liberarse de la carga en caso de desequilibrio, pudiendo salir por un lateral. Las correas de cintura disminuyen los deslizamientos colaborando a una mayor sujeción y son fáciles de soltar.
  • No escojas una mochila grande sólo porque la creas más polivalente. Si cabe más, seguramente la llenarás más, con los problemas que ello origina a la hora de caminar.
  • Tenga claro para qué la va a usar. Cada deporte (esquí, senderismo, bicicleta de montaña, alpinismo…) tiene sus peculiaridades, y hay mochilas que se adaptan a cada actividad concreta con portaobjetos específicos.
  • Es muy bueno que la espaldera tenga un sistema de aireación adecuado y que el tejido con que está confeccionado no absorba ni retenga el sudor.
  • El volumen o la capacidad de la mochila viene expresada en litros y depende de la actividad más habitual (marcha, escalada, esquí…)
  • Debe pensarse bien el tamaño de la mochila necesaria: una mochila muy grande da mucho espacio para llevar cosas, pero es posible que esa abundancia de espacio te tiente a cargar con llevar demasiadas cosas innecesarias en salidas cortas.
  • Lo ideal sería tener al menos dos mochilas de distinto tamaño para poder utilizar una u otra en función del tipo de salida que se desea acometer.
  • Las mochilas lisas y sin bolsillos laterales facilitan el paso a través de vegetación o pasajes estrechos ya que sobresalen mínimamente de nuestra anatomía. Permiten llevar esquís y bastones laterales. Tienen facilidad de arrastre al izarlas (durante escaladas)
  • Con bolsillos laterales permiten el acceso rápido e independiente a partes del equipo. Algunos modelos técnicos tienen bolsillos desmontables y pueden usarse como piezas separadas.

Costuras

El sistema de costuras que cohesiona las distintas partes de una mochila, es de la mayor importancia. Las costuras deben ser duraderas y, las que deban soportar un gran esfuerzo de vencer dobles o triples, o incluir algún sistema de refuerzo eficaz. El hilo debe ser de alta resistencia e indestructible. El ideal es un hilo de poliamida 100% de alta calidad.

Y por último

Si eliges la mochila cuiadosamente, podría durarte toda la vida