Etiqueta: reciclar

¿Cómo reciclar la basura en casa?

Posted By : moshe colmenarez/ 63 0

Imagen relacionada

El reciclaje es una de las herramientas más cercanas que tenemos los ciudadanos de a pie para reducir nuestro impacto en el medio ambiente y para conseguir una mejor gestión de los recursos naturales y materias primas existentes.

No obstante, a veces puede resultar complicado conseguir llevarlo a cabo, especialmente cuando se tiene una cocina pequeña y cuesta encontrar sitio para colocar cada uno de los cubos de basura para separar los residuos. A pesar de ello, existen soluciones sencillas e imaginativas con las que dar respuesta a estos problemas.

Por qué es importante reciclar la basura en casa

Lo primero que tenemos que tener claro es por qué es importante reciclar la basura en el hogar. El reciclaje ayuda a reducir una gran cantidad de desechos y, además, es una forma mucho más respetuosa con el medio ambiente para obtener materias primas.

Gracias al reciclaje, podemos convertir botellas y bolsas de plástico en prendas de ropa o tarjetas de crédito, convertimos los papeles viejos en cartas de correos o servilletas, conseguimos nuevos envases de vidrio sin gastar más arena, o recuperamos los metales pesados de los productos tecnológicos para que no haya que extraerlos de una mina y no terminen dispersados por el medio ambiente. De este modo, es fundamental entender que el reciclaje es mucho más que una moda, es una herramienta útil y eficiente para reducir la cantidad de basura que generamos y para obtener materias primas útiles en la fabricación de multitud de productos que usamos a diario.

Sin embargo, para que esto se pueda llevar a cabo, es fundamental que sean los consumidores finales quienes comiencen el proceso. Las administraciones públicas pueden esforzarse en separar algunos de los elementos presentes en las bolsas de basura. Pero son los ciudadanos de a pie quienes con el simple hecho de separar la basura en casa consiguen los mejores resultados, por lo que se trata de una tarea fundamental y y de suma importancia, ya que son protagonistas activos del proceso al estar situados en el principio de la cadena de reciclaje.

Cómo reciclar la basura en casa - Por qué es importante reciclar la basura en casa

¿Cómo reciclar la basura en casa y qué hacer si no caben los cubos?

A grandes rasgos, todo el mundo está más o menos concienciado con el reciclaje. Sin embargo, no todo el mundo está dispuesto a tener varios cubos de basura en su cocina. Las excusas pueden ser variadas, desde la falta de espacio o la incomodidad de los cubos compartidos, al autoengaño que afirma que la cantidad de basura que produce un hogar pequeño es insignificante.

A pesar de todo esto, no reciclar en casa se trata de un error gravísimo, ya que, por poca que sea la cantidad de basura que no se recicle, se trata de basura que permanecerá en el planeta durante gran cantidad de años e incluso siglos.

Si se piensa fríamente, la perspectiva es abrumadora. Una persona que viva sola y que, por ejemplo, no recicle porque afirme no tener espacio suficiente en la cocina de su casa para tener un cubo para los plásticos que se pueden reciclar, está produciendo basura que permanecerá en el planeta mucho tiempo después de que se haya cambiado de casa, haya iniciado un proyecto familiar, haya tenido hijos, nietos e, incluso, mucho tiempo después de que esos nietos hayan fallecido, su basura seguirá contaminando el planeta. ¿De verdad crees que la falta de espacio en la cocina justifica esto?

El reciclaje debe llevarse a cabo siempre. Independientemente de las circunstancias de cada persona. Lo que habrá que hacer es adaptarse a dichas circunstancias para que pueda ser efectivo.

En los casos de las cocinas pequeñas siempre se puede optar por cubos de basura más pequeños o de carga compartida. Sin embargo, otra opción sencilla pasa por evitar el cubo y usar simplemente bolsas colgadas. Este sistema permite aprovechar mejor el espacio disponible en las paredes, y es una buena opción en el caso de los plásticos y envases, que pesan poco y no producen malos olores.

Por otro lado, en el caso del reciclaje de papel o vidrio, no es necesario almacenarlo en la cocina. Se pueden guardar igualmente en bolsas o cajas que se almacenen en otras habitaciones, como pueden ser el distribuidor, un pasillo, en un armario si no se quiere que esté a la vista, o incluso la terraza.

Estas bolsas se pueden ir llevando a los contenedores de reciclaje cada vez que salimos a comprar el pan o a tomar algo con la familia, por lo que la cantidad de materia reciclable que llegaremos a almacenar será muy pequeña porque vaciaremos las bolsas a menudo.

En resumen, el problema de los cubos de reciclaje no son los cubos, es querer tener todos los cubos colocados en línea en la cocina y que, a ser posible, sean muy bonitos.

El objetivo del reciclaje es el propio reciclaje, no la estética de la cocina. Si no te caben varios cubos de basura en la cocina distribuye los residuos de forma inteligente. El papel y el vidrio no generan olores, y el cubo amarillo tampoco. Échale imaginación y seguro que podrás encontrar un lugar adecuado en la casa donde poner el reciclaje.

La importancia de las 3R: reducir, reutilizar, reciclar

Sin embargo, aunque el reciclaje es una de las herramientas más importantes que tenemos para reducir la basura que generamos y obtener materias primas a partir de los desechos, hay que tener en cuenta que se trata de la última fase por la que tenemos que optar si queremos beneficiar al planeta.

La regla de las tres erres (3R) afirma que el proceso correcto para minimizar el impacto que las acciones humanas tienen en el medio ambiente pasa por una cuestión de preferencias. En primer lugar es preferible reducir, en segundo lugar es preferible reutilizar, y, en tercer lugar es preferible reciclar.

Estas preferencias se basan en el impacto que estas acciones tienen en nuestro medio ambiente y en los recursos naturales disponibles. La regla de las 3R se puede aplicar a cualquier forma de consumo, desde la ropa que compramos, a llenar la cesta en el mercado, o a la utilización de productos tecnológicos o de cualquier otra índole.

Un ejemplo de cómo aplicarla lo podríamos encontrar a la hora de apuntar la lista de la compra. Podemos usar un papel para apuntar esta lista. Sin embargo, si reducimos el uso de papel mejoraremos nuestro impacto en el medio ambiente. Una opción sería apuntar la lista en el teléfono móvil que ya tenemos, de esta forma, reducimos el papel que consumimos. Continuando con este ejemplo, y suponiendo que no pudiéramos reducir el uso de papel, podríamos optar por la segunda R: reutilizar.

En este caso, podríamos reutilizar un papel viejo para escribir la lista de la compra, lo que permitiría amortizar mejor los recursos de papel usados. Finalmente, la última R, la que se refiere a reciclar, sería la aplicaríamos al papel de la lista de la compra cuando ya no se pudiera reutilizar más, que pasaría a ser reciclado para poder seguir siendo aprovechable incluso en esta situación final.

De este modo, reduciendo y amortizando nuestro consumo al máximo, reducimos el impacto que las acciones humanas tienen en el medio ambiente y en los recursos naturales.

Campaña Reforestación

1 Mochila = 1 Arbol nativo

Click aquí para mas información

10 cosas cotidianas que puedes reutilizar fácilmente en casa

Posted By : moshe colmenarez/ 59 0

Reutilizar los productos u objetos cotidianos que se desgastan o que simplemente dejan de servirnos tras utilizarlos una sola vez es un gesto ecológico que además nos resulta útil, al tiempo que nos ahorra un buen dinero. En este artículo vamos a repasar algunos de los usos prácticos que podemos realizar con cosas del día a día antes de convertirlos en desechos. No en vano, alargar la vida útil de los objetos o productos que utilizamos es una manera fácil y práctica de cuidar el planeta y también nuestro bolsillo.

Restos de café

En efecto, los restos o posos de café son una auténtica maravilla para reutilizar en el jardín, con fines cosméticos o para la limpieza diaria. Por ejemplo, mezclando restos de café con agua muy caliente podemos conseguir que el agua cuele mejor en el fregadero, y frotándolas desdorizaremos las manos y otras superficies como el frigorífico.

También nos ayudará a desengrasar cacerolas, dar brillo a superficies resistentes a las ralladuras o, atreviéndonos con todo, será muy efectivo para hacernos un peeling corporal con efecto anticelulítico por su contenido en cafeína.

Cepillos de dientes

Ya sea el tradicional cepillo de dientes o el recambio de un cepillo eléctrico, podemos utilizarlos para mejorar la limpieza de la casa. Ahorraremos en estropajos y acabaremos al momento con la suciedad incrustada del baño, de la suela de las zapatillas o de cualquier rincón de difícil acceso. Además, son muy fáciles de limpiar una vez usados para la limpieza del hogar, así como de desinfectar cuando sea necesario, para seguir usándolos.

10 cosas cotidianas que puedes reutilizar fácilmente en casa - Cepillos de dientes

Reutilizar el agua

La reutilización del agua brinda un sinfín de posibilidades que van desde el riego de las plantas hasta su aprovechamiento para lavar el coche, llenar el depósito del humidificador, añadirla al acuario o, por ejemplo, limpiar distintos objetos.

Recoger el agua de lluvia con barriles de agua o simplemente poniendo cubos para que se llenen cuando llueve es sencillo y muy beneficioso para las plantas. También podemos ayudarlas a crecer si las regamos con el agua de cocción en la que hayamos cocinado vegetales.

Y, cómo no, si al regar las plantas el agua se acumula en el platito, volvamos a usarla para regar otra planta. También podemos reciclar el agua que usamos en la ducha o en el fregadero, siempre que no contengan detergentes ni químicos. Su uso para el riego de un jardín supondría un importante ahorro de agua y dinero.

Revistas y folletos

Las revistas viejas y los folletos publicitarios tienden a acumularse en casa. En lugar de dejar que se acaben llenando de polvo o que terminen en la basura, animémonos a reutilizarlas empleándolas para hacer manualidades con los peques de la casa.

Resultará práctico usarlas para hacer flores de papel con las que adornar un regalo o dar vida a un jarrón. Hacer confeti con ellas, guirnaldas, adornos navideños, sobres o, en lo que respecta a las revistas que da pena destrozar, donarlas a un consultorio médico o, si son culturales, a una biblioteca pública.

Latas de comida y bebida

Reutilizar las latas de aluminio alimentarias es tan fácil como inspirarse en imágenes como las que incluimos en este artículo o, simplemente, dejar volar la imaginación y atreverse con cualquier idea.

Hacer un comedero para pájaros (recuerda renovarlo cada cierto tiempo para evitar contagios, advierten los ornitólogos), unas macetas decorativas, unos jarroncitos, un objeto de colección decorativo, un alfiletero, un bote para los lápices, un adorno con cintas para que el aire exterior lo convierta en un precioso móvil…

10 cosas cotidianas que puedes reutilizar fácilmente en casa - Latas de comida y bebida

Anillas de latas de refresco

Si quieres reutilizar objetos en casa de forma sencilla, seguro que te habrás fijado en que fácilmente se acumulan latas de refrescos y sus anillas. De hecho, las anillas de latas de refresco dan mucho juego. Su reutilización puede convertirse en una pequeña gran obra de reciclaje creativo. Serán fácil hacer con ellas todo tipo de bisutería con un mucho de imaginación y otro tanto de paciencia.

Hagamos un móvil colgante, un brazalete, pendientes, pulseras o cualquier otro objeto. Para unirlas utilicemos grapas, hilos o cintas. Será fàcil conseguir muchas y hacer aquello que nos dicte el magín…

10 cosas cotidianas que puedes reutilizar fácilmente en casa - Anillas de latas de refresco

Sobras de pan duro

El pan duro, uno de los objetos que más acaban yendo al cubo de la basura. Démosle una o protunidad. Siempre que no tenga moho puede reutilizarse en la cocina. Se puede convertir en un ingrediente principal de una sopa de pan, de una deliciosa sopa de ajos, en pan rallado, en picatostes para ensaladas, sopas, cremas, guarniciones…

O, cómo no, convirtámoslo en unas irresistibles torrijas. Si preferimos el sabor salado, calentémoslo y transformémoslo en crujientes bases para unos canapés.

Bolsitas de té y otras infusiones

Las bolsitas de té, así es, pueden reutilizarse de muy diferentes maneras. Antes de que se sequen serán un buen relajante para los ojos. Aplicaremos como si fuesen dos rodajas de pepino, dejaremos reposar unos 15 minutos y listo.

También son eficaces para desinflamar picaduras de insectos y, en general, tienen propiedades antiinflamatorias. A nivel cosmético, hay quien las utiliza para teñirse el pelo o, más exactamente, para darle una leve tonalidad que puede camuflar canas o reforzar el efecto de algunos tintes vegetales.

Dejar secar y usar como absorbeolores para la nevera y otros habitáculos de pequeño tamaño, como cajones, armanios o cajas de zapatos, pongamos por caso, es otra posibilidad. Por último, deshagámonos de la bolsita y enterrémoslo o dejémoslo en la superficie para que sirva como abono.

Tubos de papel higiénico

Los tubos de papel higiénico son una materia prima de gran valor para todo artista del reciclaje que se precie. Podemos hacer montajes la mar de resultones cortándolos en forma de rodajas y, tal cual, son ideales como macetitas para plantar semillas o, por qué no, para dejar volar la imaginación e inventar los muñecos más graciosos jamás vistos.

Reutilizar el papel de periódico

El papel de periódico, por último, permite reutilizaciones de lo más variopintas. Desde forrar muebles o libros hasta convertirlo en envoltorio de regalo. También nos harán un gran papel en mudanzas, para proteger las cosas frágiles, e incluso pueden ayudarnos a madurar vegetales y frutas, así como a secar los zapatos húmedos después de un día de lluvia. Para ello, introduciremos unas bolas de papel de periódico en su interior. Por cierto, no lo utilicemos para hacer compost, pues la tinta no es biodegradable.

Campaña Reforestación

1 Mochila = 1 Arbol nativo

Click aquí para mas información

Las 3R de la ecología: Reducir, Reutilizar y Reciclar

Posted By : moshe colmenarez/ 55 0

Las “3R” de la ecología: Reducir, Reutilizar y Reciclar dan nombre a una propuesta fomentada inicialmente por la organización no gubernamental GreenPeace que promueve 3 pasos básicos para disminuir la producción de residuos y contribuir con ello a la protección y conservación del medio ambiente.

El concepto de las 3R del medio ambiente pretende cambiar nuestros hábitosde consumo, haciéndolos responsables y sostenibles. Para ello, se centra en la reducción de residuos, con el fin de solventar uno de los grandes problemas ecológicos de la sociedad actual.

Ejemplos de reducir

La primera de las tres erres: Reducir, recoge quizás la parte más obvia de la teoría, si reducimos nuestro consumo, tanto energético como de bienes materiales, estamos reduciendo también el problema. De este modo, la finalidad es disminuir el gasto de materias primas, agua y bienes de consumo, así como el aporte de CO2 a la atmósfera y el consumo de energía (tanto la destinada a la creación de un producto como a su transporte y distribución).

A nivel práctico, los consejos son sencillos:

  • Comprar menos y aplicar ciertos criterios a la hora de elegir lo que compramos.
  • Comprobar el lugar de procedencia y dar prioridad a los productos que han sido elaborados más cerca de nosotros
  • Escoger productos cuyo proceso de embalaje o envoltorio no sea excesivo o esté fabricado con materiales que puedan ser reciclados con mayor facilidad
  • Sustituir las bolsas de plástico de la compra por bolsas de materiales reutilizables que se puedan emplear en futuras ocasiones
  • Finalmente, descartar o disminuir en lo posible el uso de plásticos.

Ejemplos de reutilizar

A continuación, el hábito de Reutilizar nos anima a tratar de alargar la vida útil de un producto, esto es, antes de tirarlo y sustituirlo por uno nuevo, debemos buscar el modo de repararlo o, de no ser posible, darle otro uso antes del final de su vida.

Afortunadamente, la red está repleta de ideas, algunas muy creativas, orientadas a cambiar la mentalidad del “usar y tirar”, ideas que, además, no ayudan solo al medio ambiente, sino también a nuestro bolsillo. Por ejemplo, en los siguientes artículos de EcologiaVerde te explicamos cómo hacer instrumentos musicales a partir de materiales reciclados o te damos increíbles ideas para reciclar tapones de botella.

La reutilización no atañe simplemente a productos manufacturados, ya que puede, y debe, aplicarse también a los recursos naturales. Por ejemplo, el agua que utilizamos para lavar verduras y frutas o el agua que nos sobra después de beber, se puede destinar para regar las plantas o incluso fregar el suelo.

Del mismo modo, dando un paso más y poniendo más medios, las aguas procedentes de los desagües de lavadoras, bañeras o fregaderos, serían, tras la aplicación de un simple tratamiento, perfectas para el riego de zonas verdes o el uso en cisternas, así como para limpieza de exteriores.

Ejemplos de reciclar

La última R, el Reciclaje se basa en tratar los desechos con el fin de obtener nuevos productos, preservar materiales potencialmente útiles y evitar así el daño medioambiental que conlleva su eliminación (gases y otras sustancias tóxicas). La práctica del reciclaje tiene múltiples vertientes y su aplicación abarca desde sencillos hábitos domésticos hasta complejas regulaciones de orden internacional.

A nivel individual, está en nuestra mano seleccionar y separar los desechos que generamos en el hogar, es decir, utilizar los ya conocidos contenedores amarillos, verdes, azules y grises para depositar metales y plásticos, papel, cartón y derivados, vidrios, envases y desechos orgánicos.

Muchas veces para reciclar bien basta con disponer de cubos de basura que nos permitan separar los materiales y las basura de una forma sencilla pero ordenada, por ello te recomendamos dos modelos:

  • Separador Joseph Joseph, un cubo perfecto con separación de residuos que hace facilísima la tarea de reciclar
  • Alternativa más barata es de la marca Songmics que consiste en un cubo basura de acero inoxidable con tres compartimientos.

En los últimos años, gracias a campañas de concienciación, talleres, distribución de material explicativo y adecuación de infraestructuras, tanto en ámbitos urbanos como rurales, la segregación de basuras a nivel doméstico se ha convertido en una práctica fácil de llevar a cabo y todos sabemos de la importancia de nuestra participación en esta primera y esencial fase del proceso.

Las 3R de la ecología: Reducir, Reutilizar y Reciclar - Ejemplos de reciclar

Cómo funciona el reciclaje

Una vez segregados los desechos, diferentes entidades locales y nacionalestrabajan en conjunto a través de plantas de transferencia, clasificación y valoración de residuos para optimizar el consumo de energía y preservar los recursos naturales.

El reciclaje funciona en cadena y por ello, el simple hecho de tirar nuestra basura en un contenedor u otro es básico para poder disfrutar de los beneficios energéticos obtenidos en el proceso de reciclaje de vidrio e incluso hacernos sonreír al saber que la reutilización de una tonelada de papel salva la vida de 17 árboles.

En definitiva, Reducir, Reutilizar y Reciclar son tres acciones sencillas, tan fáciles como necesarias. Los hábitos de vida sostenibles y su práctica generalizada no son solo nuestra responsabilidad como habitantes del planeta, o nuestra aportación para paliar los daños que le ocasionamos; también, y sobre todo, son el único modo que tenemos para preservar, y por lo tanto disfrutar de nuestro entorno.

Por ello, quizás es el momento de dar el siguiente paso en el cambio de mentalidad y aprender a ver que cuando llevamos a cabo las “3R” no somos nosotros quienes damos, lo que hacemos es recibir.

Importancia de las 3r en el medio ambiente

Como se ha publicado recientemente, en nuestro país, la producción total de residuos urbanos se sitúa en torno a los 25 millones de toneladas, cifra que equivale aproximadamente a 464 kilos al año por habitante, y de los cuales solo se recicla o utiliza para compostaje un 27%, lo que nos sitúa 15 puntos por debajo de la media europea.

Desde el punto de vista medioambiental, y como han venido reclamando muchas organizaciones, estos datos son alarmantes y su sostenibilidad a medio plazo es prácticamente imposible. Así, la implantación social de los hábitos de Reducción, Reutilización y Reciclaje, acompañada de un cambio de mentalidad drástico y generalizado, se plantea como el único camino posible para una disminución considerable de las cifras antes mencionadas.

Campaña Reforestación

1 Mochila = 1 Arbol nativo

Click aquí para mas información

Actividades ecológicas para niños

Posted By : moshe colmenarez/ 51 0

Los niños han de aprender a amar y respetar la Naturaleza no sólo como parte de una educación integral que fomente la empatía y el valor del entorno, sino también como futuros ciudadanos responsables que hagan posible un mañana mejor.

Para lograrlo, además de predicar con el ejemplo, profesores y padres pueden organizar o sugerirles actividades ecológicas que les ayuden a aprender los principios ecológicos jugando.

En un principio, el simple contacto con la Naturaleza es un modo fácil para que los niños se familiaricen con el entorno, para despertar en ellos un espontáneo instinto de protección o, como mínimo un respeto y el gusto por los ecosistemas. No es necesario que los más pequeños practiquen activismo de ningún tipo.

Bastará con fomentar su curiosidad por todo lo que les rodea, siempre con la debida prudencia, lógicamente. Además de ir de picnic, podemos hacer rutas a pie, en bici, en tren o, por qué no, en barco. Mientras observan insectos, plantas, pájaros y otros animales debemos inculcarles el respeto hacia ellos y conseguir que vivan experiencias positivas que les resulten atractivas.

Jugar con la tierra, revolcarse en el suelo y hacer castillitos con sus propias manos o ayudándose con los típicos cubos, palas y rastrillos les entretendrá durante horas, y los preparará para luego ayudarnos en un pequeño huerto orgánico o a cultivar sus propias plantas en macetas. Si te interesa conocer interesante y divertidas actividades ecológicas para niños.

Huertos orgánicos

Ya sea plantando un árbol, plantones en un huerto, unas pocas semillas en una maceta o un simple hueso de melocotón, pongamos por caso, ser testigos del milagro de la vida será una gran enseñanza, al tiempo que les beneficiará sentirse responsables de ese ser vivo que necesita de sus cuidados.

Es importante, igualmente, que conozcan la importancia de que el abono y los pesticidas sean ecológicos y los motivos por los que ello es así, tanto en lo que respecta a la salud de las personas que luego se comen esos tomates o lechugas hasta por el mismo respeto del entorno.

Los niños suelen disfrutar de las actividades al aire libre y lo pasan en grande ayudando a los mayores a cuidar pequeños huertos ecológicos, en los que pueden tener algunas plantitas adjudicadas a ellos para así implicarlos de un modo directo, con lo que sus satisfacciones también serán mayores al cultivarlos y luego al comerlos. Con suerte, incluso podrían empezar a aficionarse a comer frutas y verduras si antes no solían hacerlo ya.

Actividades ecológicas para niños - Huertos orgánicos

Reciclar y jugar haciendo manualidades

El reciclaje creativo es otra de las actividades ecológicas que gustan a los niños, les divierten y conciencian sobre la importancia de no despilfarrar los recursos. Una opción es dejar que dejen volar su imaginación transformando una simple caja de cartón, una botella de plástico y demás materiales de desecho o inservibles en juguetes.

Los periódicos y revistas también son ideales para hacer manualidades como collages, decoración navideña o para cualquier otra fiesta especial o, por qué no, pueden transformar sus juguetes viejos y renovarlos, bien combinando piezas o reutilizándolos como complemento de sus nuevas creaciones con materiales reciclados.

Además, la naturaleza nos regala múltiples elementos que después nos servirán para hacer todo tipo de manualidades. Por ejemplo, las nueces, castañas o piñas caídas.

Haremos que los niños las recolecten para después hacer manualidades (o comerlas, en el caso de los frutos secos). Con las castañas, podemos realizar un bonito collar que ellos mismos elaborarán y podrán regalar a quien quieran después. También, con la ayuda de palillos podemos crear divertidos animales con este fruto seco otoñal, como caballos, perros, un mono, una jirafa, u otros objetos, como coches, sillas o mesas.

Necesitaremos para ello la ayuda de un punzón y un elemento de madera, como pueden ser los mondadientes o cerillas a las cuales hayamos quitado la extremidad de color rojo.

Igualmente, puedes llevarlos un día a recoger piedras de diversas formas y tamaños y después, ya en casa, pintarlas y realizar interesantes composiciones. Por ejemplo, un colorido cesto de frutas, una simpática granja después de haber pintado diversos animales…

También con las hojas caídas del otoño podemos hacer preciosas composiciones pegándolas sobre madera, especialmente si las pintamos antes con sprays de colores, o con purpurina dorada y plateada.

Una actividad muy positiva para los niños es animarlos a realizar su propio cultivo de legumbres en tarritos de yogur, también sirven las verduras o algo que les guste especialmente. El niño experimentará una gran satisfacción el día que pueda comer aquello que él/ella mismo/a cultivó, cuidó y vio crecer.

Actividades ecológicas para niños - Reciclar y jugar haciendo manualidades

Gincana ecológica

Si buscamos actividades en grupo, la gincana ecológica puede ser una opción perfecta. Las posibilidades son infinitas a la hora de preparar las pruebas. Algunos ejemplos pueden ser separar correctamente desperdicios (papel, pieles de naranja, latas, plásticos, vidrio y papel, entre otros) y acertar a la hora de depositarlos en los contenedores correspondientes.

No pueden faltar las adivinanzas, acertijos sobre temas ecológicos o simplemente sobre animales y plantas, con el fin de acercarles al mundo natural. También sería interesante crear alguna prueba sobre los ecosistemas y también acerca de los gestos eco-amigables (ahorro de luz, agua, etc.) que se realizan en un entorno cotidiano, como es el doméstico o el escolar. La diversión está asegurada.

Actividades en contacto con la naturaleza

La madre naturaleza nos ofrece infinitas fuentes de diversión naturales y gratuitas. El mar, la montaña, el campo, el cielo… será un placer explorarlo todo con los niños, ayudar a su formación y también aprender a valorar juntos todo lo bueno que el planeta puede darnos.

Podemos comenzar por organizar un “tour” en plena naturaleza con los niños. Comenzando por un paseo en familia por el bosque. Durante el mismo podemos, por ejemplo, enseñarles qué tipo de árboles hay allí, cómo se cultivan ciertos vegetales, dónde va a parar un río o cómo nacen y viven ciertos animales y criaturas. Tras el interesante día de aprendizaje al aire libre, les pediremos que creen un cuento, en el que escriban y dibujen todo cuanto han aprendido, lo que más les ha gustado y les ha llamado la atención. ¡Será divertidísimo!

Cuando llegue el buen tiempo y los días primaverales, podemos distraernos con una caza de mariposas, a las cuales después dejaremos en libertad. Algo que les fascinará y les mantendrá entretenidos. Por ejemplo, una buena idea es organizar experiencias similares, como las cazas de caracoles por un bosque después de la lluvia. Antes de dejarlos en su hábitat, no olvides hacer una carrera con ellos con todos los miembros de la familia para ver cuál de todos los caracoles es el más rápido. También es muy positivo llevarles a ver diferentes pájaros y, si es posible, conseguir que alguno de ellos coma de sus propias manos por su propia voluntad.

Con la llegada de la nieve y el frío, una interesante actividad familiar es construir uno o una familia de muñecos de nieve. ¡Una competición de bolas de nieve tampoco os hará pasar un mal rato al aire libre!

Si tus hijos aún no lo vieron, llévalos a un bonito entorno natural para que vean un atardecer, un anochecer o ambos. No olvides, cuando sea verano, hacer que se bañen en plena naturaleza, como en un lago o un río. ¡Seguro que les gusta más que las tradicionales piscinas!

Otro pasatiempo muy interesante para hacer en familia es organizar una “búsqueda del tesoro” por un bosque que conozcáis bien.

Elabora previamente mapas con papel reciclado y prepáralo todo el día anterior dejando pistas en lugares clave, como en un punto determinado del río, al lado del manzano más alto o en una de las papeleras a la entrada del bosque o parque.

Cada niño deberá ir acompañado de un adulto y aprender a orientarse y a saber donde esta el Norte, por ejemplo, mediante el musgo que crece en los árboles o con la ayuda de una brújula.

Igualmente a la llegada del buen tiempo, podemos llevarlos a hacer canoa por un río o un lago tranquilo. ¡Es una actividad que les encanta!

Una actividad que no debe faltar es una visita a una granja-escuela para que vean de cerca y conozcan útiles detalles sobre los animales de granja. Tocar una gallina, dar de comer a un poney y saber cómo vive un cerdo les encantará y les estarás regalando un aprendizaje para toda la vida.

Actividades ecológicas para niños - Actividades en contacto con la naturaleza

Campaña Reforestación

1 Mochila = 1 Arbol nativo

Click aquí para mas información